La importancia de la tipografía: 10 maneras de decir «Te quiero»

Una selección tipográfica es tan importante en el diseño que no hacerlo correctamente podría causar que el mensaje que quiere transmitirse sea totalmente diferente del que llega al receptor. La tipografía es el alma del mensaje; podría decirse que en ocasiones llega a ser su carácter o incluso de quien escribe.

Recuerdo haber asistido de pequeña a una de aquellas ferias de artesanía y ver uno de los stands (lleno de gente) que, escribiendo en un papel y mediante una máquina, llegaban a descifrar rasgos del carácter de una persona. Es posible que fuese un engañabobos, como muchas cosas de este tipo, pero si lo pensamos detenidamente una tipografía más redondeada contra una más alargada dicen cosas diferentes de las dos personas que las 100 MANERAS DE DECIR TE QUIEROescriben. Puesto que hablamos de caligráficas, ¿estaríamos hablando de que la persona que escribe con letra más redondeada podría tratarse de un niño? ¿Y la persona que escribe con letra estirada podría ser de un médico? En realidad, no nos interesa esa clasificación sino otras características que definen el carácter de una tipografía.

10 maneras de decir “Te quiero” significa que todo puede decirse de mil maneras: con distinta entonación, con distinto color, con globos o sin ellos, por teléfono, por radio o por carta… A fin de cuentas cambiamos el medio o la forma, pero no el carácter; las tipografías nos dan esa opción. En referencia a la imagen de la izquierda, ¿qué “Te quiero” escogeríamos para escribir en una carta de amor a nuestra pareja? Personalmente, yo me quedaría con la tercera opción: es una tipografía caligráfica, de trazo manual, divertida e irregular, además de cursiva. Creo que una elección así resulta cercana, atractiva y divertida, lo que hace que se transmita el mensaje de una manera más directa.

Encontrar la tipografía adecuada para cualquier proyecto es una tarea difícil de realizar, posiblemente una de las más complicadas. Para ello es fundamental conocer los valores representativos, además del mensaje que queremos hacer llegar al público. En el caso que mostrábamos la semana pasada, en una identidad corporativa la tipografía puede ser determinante. Hablamos de transmitir unos valores u otros, que toda la imagen corporativa transmita una idea u otra; en definitiva, que funcione o no.

Llevado al campo del diseño, la técnica tipográfica viene dada por el juicio que le aplica el diseñador. Habitualmente, basado en la toma de decisiones conscientemente reales. No se trata de una elección fácil, debido a la gran variedad de elementos tipográficos que hay que tener en cuenta.

Llamamos fuente tipográfica a la apariencia de un grupo de caracteres, signos y números con unas características parecidas o comunes. La familia tipográfica, por el contrario, presenta una misma fuente pero con alguna variación concreta, manteniendo unas características iguales para cada carácter. Estos pueden ser: grosor, la anchura, la curvatura, la altura… Todos tienen rasgos similares, pero también unos rasgos propios que caracterizan la fuente.

La tipografía se puede dividir en amplias categorías: Serif (romanas antiguas, modernas mecanos, garaldas o incisas), Sans Serif (palo seco, lineales sin rotulación o Grotescas), Manuscritas (rotuladas, caligráficas o cursivas), de Exhibición (decorativas, con adornos, fantasía o de época) y Símbolos / Imágenes. Dentro de esos subgrupos podemos encontrar otras variaciones como: blackletter (negrita), condensed, ultra condensed, bold, regular, thin, tipografía monoespaciada…

Todo ello depende de un único recurso: la creatividad. Cada día existen más diseñadores o aficionados a la creación de nuevas tipografías, muchos de ellos sin un gran reconocimiento, pero auténticos artistas que dan carácter a los mensajes que transmiten. Atrévete a conocer su trabajo y experimentar con la tipografía y así descubrirás las diez innumerables maneras de darle carácter a tu mensaje.

La identidad corporativa es el rostro de tu empresa

Una empresa no es solo su actividad, también su carácter,  personalidad, filosofía… En definitiva, su identidad corporativa. A la hora de poner en marcha tu actividad, es indispensable haber concretado antes lo que eres y cómo quieres que te vean, cómo quieres mostrarte ante el consumidor.

 Los elementos que una empresa debe definir son : naming (nombre) , logotipo y sus aplicaciones, filosofía,  forma de comunicar… Aclarar este tipo de factores requiere la intervención de profesionales. De los profesionales de la publicidad y la comunicación.

Para la elaboración de una marca no solo se necesita ingenio, creatividad o imaginación; también la realización de un estudio en profundidad sobre el valor diferencial de la empresa para que la imagen que se quiere transmitir y la transmitida sean iguales; dosis a partes iguales de confianza, sinceridad y complicidad entre cliente y agencia de publicidad.

Para mostrarte un ejemplo de construcción de identidad corporativa, te enseñamos cómo la aplicamos en el proceso de creación de Talento & Talante. En nuestro caso  primó  la idea de ofrecer un servicio  basado en una estudiada mezcla de experiencia y juventud en los profesionales,  siempre presidida por nuestra principal máxima: la creatividad.

Nuestro naming Talento & Talante viene dado por las aptitudes del personal de la agencia:

  •  Talento:Capacidad para el desempeño de una ocupación
  • Talante:Calidad de la ocupación y la disposición personal

 Sin embargo, Talento & Talante no reflejaba al cien por cien qué tipo de actividad desempeñamos, se entreveían los tintes de arte pero… ¿Cómo plasmar nuestro valor diferencial y nuestra actividad al mismo tiempo? Pues bien, decidimos incorporar un descriptor de marca: “Creativos de Publicidad”.

La siguiente fase fue el diseño del logotipo. Siempre hay que tener varias propuestas con diferentes enfoques, pero que todas reflejen la filosofía adoptada como premisa. Estos fueron los bocetos de logotipo que construimos para plasmar nuestra identidad corporativa:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Todos tienen un valor en sí mismos como identidad de marca y, aunque ninguno de ellos fue adoptado como  definitivo, el ejercicio sirvió para alumbrar el que a la postre se ha convertido en nuestro logotipo:

firma e-mail1generico nueva

La tipografía manuscrita e irregular junto con la de palo seco de “Creativos de Publicidad” plasma a la perfección la mezcla entre la juventud y la experiencia del equipo. Además, el color rojo representa  energía y  pasión; el gris simboliza  éxito,  estabilidad e inspira creatividad y el blanco muestra la seguridad y frescura con la que realizamos los trabajos. Tipografía y cromatismo son elementos determinantes en la creación de una identidad corporativa.

Tu identidad corporativa tiene que reflejarse hasta en los mínimos detalles que, en definitiva, son los que marcan la diferencia. La decoración de nuestra agencia es elocuente al respecto. Paredes en rojo y gris. Suelo en blanco con veteado en gris. Techo, puertas y ventanas en blanco. Mobiliario en rojo y gris.

foto agencia

La visualización de la marca, su promoción, conviene acompañarla de otros elementos gráficos para su exposición en los diferentes canales de comunicación. Esos elementos tienen la misión de reforzar la imagen que se ha intentado reflejar con el logotipo. En nuestro caso y para su aplicación en web y redes sociales hemos incorporado personajes y situaciones ilustradas de un modo desenfadado, propio de la juventud, y unos textos rigurosos y profesionales redactados desde la experiencia.

 Los valores de una identidad corporativa se transmiten del interior al exterior. Por eso resulta fundamental que todo el personal de la empresa tenga perfectamente asimilada la filosofía de la misma. Si la marca transmite unos valores que luego no se ven refrendados por la aptitud y actitud de todas y cada una de las personas que la representan se estará lejos de alcanzar los objetivos perseguidos.

Si se consigue realizar este trabajo y se sabe comunicar, la percepción positiva de la marca por parte del público está asegurada. Tu marca será asociada por el consumidor a sensaciones positivas, generará confianza y conseguirás su fidelidad.

 Con una marca sólida y bien definida podrás incorporar, sin perder el guion que impulsó su creación, nuevos elementos gráficos o variaciones en tu identidad corporativa que enriquecerán y darán mayor frescura y actualidad a tu marca. Si quieres ver cómo introducimos nuevos elementos en nuestra identidad corporativa permanece atento a nuestras redes sociales, en breves tendrás noticias….

Marketing experiencial: todos somos especiales

¿Quién no necesita sentirse especial alguna vez? La publicidad siempre se ha esforzado por conducirnos a una posición destacada, definiendo ideales en los que mirarnos. Sin embargo, la expansión de las redes sociales y la proliferación de nuestras fotografías en cada sitio demandan que vayamos un paso más: ya no nos satisfacen las simples emociones, necesitamos experiencias «reales».

Si analizamos los fenómenos virales, además de gatos podremos encontrar la participación de personas reales en situaciones únicas: es el llamado marketing experiencial. En un mundo digital que parece regirse por el número de visitas y seguidores, cobra especial importancia lo offline, lo material. Miedo o felicidad, encerrado en un ascensor o junto a una multitud en la plaza; el centro de esta campaña es vivir algo único e irrepetible. Aunque se grabe y se comparta en redes, nada importa tanto como la reacción de los espectadores-actores.

Afortunadamente, existen numerosos ejemplos y, la mayoría de ellos, excelentes. Uno de los más conocidos y compartidos quizás sea esta campaña de promoción de la película Carrie, desarrollada en una cafetería muy especial:

En nuestro país también ha habido iniciativas similares, siguiendo la estela de los flashmobs que tan de moda estuvieron hace unos años:

Y para terminar, me gustaría añadir un caso de marketing de guerrilla que tiene resultados espectaculares. Se trata de la campaña que desarrolló Unicef para concienciar sobre el problema que suponen las minas antipersona.

minas-unicef-21

El marketing experiencial, en definitiva, es una etiqueta que agrupa a acciones que pueden ser muy diferentes entre sí pero que tienen un denominador común: el papel central del sujeto y su experiencia «real» frente a la saturación informativa del mundo actual. Al fin y al cabo, todos merecemos ser especiales.