6 ventajas de crear un perfil de empresa en Twitter

6 ventajas de las redes socialesLa red de microblogging es uno de los canales de comunicación con más actividad en la red. Tras diez años de vida, esta red social cuenta con un gran volumen de usuarios que utilizan este medio tanto para expresarse como para estar al tanto de todo lo que va sucediendo en el momento de más actualidad, y por eso muchos se preguntan: ¿debería estar dentro de esta comunidad?. La respuesta es sencilla, y es que Twitter es toda una vía para conocer todo lo que sucede tanto en el entorno más cercano, como el que se desarrolla a nivel mundial, y entre toda esta información debería estar tu marca.

Su ya característico límite de 140 caracteres es usado por una mayoritaria parte de los usuarios de internet, algo que han aprovechado las empresas para trasladar su identidad corporativa y su estrategia de marketing a esta red social. Una gestión que bien conlleva un trabajo de especialistas en la materia como los Community Managers. Una faceta que va más allá de escribir tweets como un autómata  y firmarlos con el nombre de la empresa. Por eso, te detallamos 6 ventajas que te reportará si decides contratar a alguien para crear un perfil de empresa en Twitter.

Toda la actualidad en una red social

El límite de 140 caracteres ha hecho famosa a esta red social y todavía sigue en pie, aunque la aplicación también ha sufrido algún cambio interesante como el de eliminar los caracteres al incluir una imagen en los tweets. Otros aspectos menos conocidos, y que se han incluido en posteriores actualizaciones, han sido la posibilidad de usar stickers (pegatinas) en las fotografías o el uso de Gifs.

Nació como una red social ‘top’ y su esencia sigue vigente siendo todo un referente. Twitter es actualidad, rapidez, opinión, y sobre todo, comunicación. Una nueva forma de conocer las noticias del día o un nuevo canal de comunicación directo con tu público.

Canal de COMUNICACIÓN

Twitter nace con afán de crear un mundo digital que englobe a todos los perfiles y a sus opiniones. Una variedad de público que facilita la tarea del Community Manager a la hora de dar un impulso a la empresa y conseguir tráfico directo a la web corporativa. No obstante, no solo del tráfico directo viven las redes sociales. Estos nuevos canales digitales están ahí para generar una satisfacción al cliente que de este modo puede interaccionar directamente con la marca demandada y, de este modo, crear una unión que en un futuro pueda favorecer los intereses comerciales. ¿Quién no se ha interesado por una marca que se ha encontrado en alguna red social? Se trata de una nueva guía que utiliza el consumidor previa adquisición del producto/servicio.

Pero Twitter también se creó para fomentar el diálogo, y para ello hay que saber llegar a una audiencia que está deseosa de recibir información actual, rápida y concisa. Tener en tu equipo a un profesional que esté atento al tráfico potencial que frecuenta Twitter es algo casi obligatorio en tu estrategia de marketing. En cualquier empresa todo pasa por atraer posibles clientes, y qué mejor que aprovechar este tipo de oportunidades para mostrar tu imagen.

Una imagen de marca que debe ir acompañada de una estrategia a la hora de comunicar acorde a la identidad de la marca y que, ante todo, dé respuesta a las dudas y demandas de los usuarios.

Vigilancia de la competencia

Un Community Manager profesional sabrá tener en cuenta los perfiles oficiales de la competencia. No para copiar sus contenidos ni su metodología, sino para estar al tanto de cómo actúan y se presentan ante su público. Unas empresas con las que competir que pueden ser tanto locales, negocios de Zaragoza, como entidades más grandes a nivel nacional e internacional con más bagaje en este tipo de estrategias globales de onmicanalidad.

Reputación digital

Hay que estudiar bien la estrategia a llevar a cabo, el tono y lo que se quiere transmitir, ¿qué sensaciones quiero provocar en el lector?. No cabe duda, que esta es labor de un Community Manager profesional que esté capacitado para llevar a la marca a este entorno donde todo el mundo participa. Una selva digital que hay que saber cómo gestionar y que muchos usuarios utilizan antes de ultimar los procesos de compra, o para tener simplemente referencias de otras personas acerca de una marca en concreto.

La tendencia actual es la de fiarse de las opiniones de la gente. Los contenidos corporativos al uso han perdido fuerza ante esta nueva era de redes sociales donde la actividad diaria de los usuarios es la que manda, y sus opiniones cuentan el doble.

Crea confianza y fiabilidad

Tener un perfil corporativo y activo en Twitter genera confianza en el usuario que indaga sobre la propia marca. De este modo, una actividad constante, un calendario de contenidos continuo y una respuesta rápida ante las posibles dudas, son clave para generar confianza y que sirva para facilitar el proceso de compra final.

Si tu caso no es el de un ecommerce, esta confianza y fiabilidad conseguida será el punto de partida para crear una comunidad cada vez más fuerte y grande que sea tu respaldo digital ante posibles clientes que estén interesados en tus servicios.

Ampliar tu target

Las redes sociales en general, y en este caso Twitter en particular, son un gran embudo de tráfico que, bien dirigido y tratado, puede acabar comprando. Redirigir esta comunidad a base de buenos contenidos y una estrategia social es fundamental.

Con estas acciones de marketing social se consigue tráfico y llegar a una audiencia única que puede que conozca tu nombre si has conseguido llamarle la atención por esta vía. Además, gracias a estas vías, la marca obtiene más presencia en el mercado digital y gana poder ya que impacta visualmente en el usuario activo a redes sociales que podría convertirse más adelante en un cliente potencial.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>